Los Rulos: una nueva zona de sacrificio

Nota publicada originalmente en Prensa Obrera.

En febrero el comité de ministros del ex gobierno de Piñera aprobó la construcción de la central termoeléctrica Los Rulos, en la comuna de Limache, iniciativa ampliamente rechazada por los habitantes de la zona, los movimientos sociales y el entonces gobierno electo de apruebo dignidad.

Es que a solo 16 días del término de gobierno de Piñera, el proyecto fue visado por los ministerios de Salud, Economía, Agricultura, Energía y Minería. Esto como una evidente estrategia para pasarla “la pelota” al entonces futuro gobierno de apruebo dignidad, el que hasta la fecha que se escribe esta nota no ha enfrentado esta decisión, excusándose en la ya conocidas “responsabilidades del gobierno anterior”, lo cual en sí mismo es una definición dejando que un proyecto tan perjudicial siga su curso.

De instalarse el megaproyecto, generará un gran impacto al medio ambiente, la salud de la población de la zona y la calidad de vida de los habitantes de la Provincia del Marga-Marga en general. Una de las principales preocupaciones es la cuestión del agua ya que la central consumiría alrededor de 310 mil litros de agua diarios. Hablamos de este monumental consumo de agua en una zona declarada en escasez hídrica, situación que afecta ya a diversos sectores de la población que deben satisfacer su demanda del líquido vital por medio de camiones aljibe, suministro que en zonas como Olmué se hace insuficiente. Esta situación de escasez no solo afecta a los campesinos de la zona, sino que también a los pobladores y su consumo doméstico de agua. El racionamiento de agua ya es una realidad para lxs pobladorxs de la provincia y , sin embargo, no cuenta para emprendimientos de ésta naturaleza.

Por otra parte, Los Rulos se instalará en el área de transición de la reserva de la Biósfera La Campaña – Peñuelas, en la comuna de Limache. La generación de 120 toneladas de material particulado al año irán en directo detrimento de la salud ambiental de una zona declarada como reserva de la biosfera por la UNESCO. Hablamos de la afectación de la flora y fauna de un espacio ecológicamente estratégico en términos de supervivencia por su gran variedad en especies endémicas.

A través de esta trama no solo queda expuesto el carácter extractivista del gobierno de Piñera y su clara funcionalidad de clase, favoreciendo los megaproyectos del empresariado que afectan la vida de miles de personas, sino que también los compromisos con el capital por parte del actual gobierno de apruebo dignidad, el que pretende llevar adelante su política garante del statu quo por medio de la cooptación y la institucionalización de los reclamos, la desmovilización y desarticulación de la protesta popular. Asistimos entonces a una continuidad del Chile de los más de 30 años y de su sequía por saqueo.

Porque  no compramos los simbolismos vacíos de Boric, pongamos en pie un plan de lucha progresivo que fortalezca la movilización popular independiente a los gobiernos de los 30 años, que nos permita ganar las calles y terminar con su régimen de saqueo.